TERCERA SENTENCIA QUE CONDENA A UNA ASEGURADORA A PAGAR POR PÉRDIDA DE EXPLOTACIÓN DE NEGOCIO POR CAUSA COVID

por / martes, 05 octubre 2021 / Publicado enSeguros

Siguiendo la línea de las sentencias de la Audiencia Provincial de Gerona, el juzgado de primera instancia número 14 de Granada, ha condenado a una aseguradora a pagar 80.000 al propietario de un restaurante que tuvo que cesar su actividad a causa de las restricciones dictadas por el Gobierno y que afectaban a su actividad. 

Entiende el tribunal que, dicho cese de actividad se encuentra incluido dentro de la cobertura del contrato de seguro multirriesgo, así, el contrato objeto del pleito, establecía en su condicionado general el limite por la pérdida de explotación del negocio bajo una indemnización máxima diaria de 90 días, correspondiendo una cantidad de 500 euros/día. 

A mayor abundamiento, en las condiciones se preveía que se indemnizaría “hasta la cantidad y por el período máximo indicado en las condiciones particulares, las pérdidas que usted sufra con motivo de la paralización parcial o total de la actividad de negocio asegurado, a consecuencia de cualquier siniestro cuyos daños materiales encuentren amparados por esta póliza”, si bien es cierto que, en el apartado de exclusiones generales, se establecía lo siguiente: “no están cubiertas las pérdidas de beneficios por limitaciones, restricciones o requisas impuesta por cualquier organismo o administración pública, o por cualquier otro caso de fuerza mayor, en cuanto a la reconstrucción del edificio o a la reanudación de la actividad en el local de negocio asegurado” 

Ante lo cual, la demandante interpone demanda de juicio ordinario, reclamando que opere la cobertura de la póliza referenciada anteriormente, así como la indemnización que procede como consecuencia de dicha cobertura, ascendiendo la misma a una cantidad de 80.000 euros más los intereses recogidos en el artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro – es del interés legal del dinero vigente en el momento en el que se devenga, incrementado en el 50% -, computándolos desde fecha de siniestro, hasta su pago, más la expresa condena en costas. De otro lado, la aseguradora se opuso alegando que la cobertura de pérdida de explotación de negocio, se encuentra expresamente excluida en póliza. 

Así las cosas, la Magistrada-juez consideró incluido en la cobertura de la póliza el cese de la actividad en el negocio como consecuencia de las restricciones impuestas por el Gobierno, es por ello por lo que el Juzgado de primera instancia número 14 de Granada, estima totalmente la demanda interpuesta por el propietario del negocio, condenando a la aseguradora a pagar 80.000 euros, más los intereses legales del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro desde la fecha de siniestro, además de las costas.

SUBIR